Londres busca una “nueva estrategia” para evitar violencia contra las mujeres

0
209

LONDRES.- La ministra de Interior del Reino Unido, Priti Patel, avanzó este lunes que se propone diseñar una “nueva estrategia” para combatir la violencia contra mujeres y niñas, tras la ola de indignación que ha generado el rapto y la muerte de una joven que volvía sola a casa de noche en Londres el 3 de marzo.

“Demasiadas de nosotras hemos caminado a casa desde la escuela o el trabajo y hemos escuchado unos pasos incómodamente cercanos por detrás. Demasiadas de nosotras hemos fingido hablar por teléfono con una amiga para alejar a alguien”, dijo Patel en una comparecencia ante la Cámara de los Comunes.

La ministra informó de que su departamento ha recibido desde el viernes por la tarde 78.000 mensajes de ciudadanos con propuestas para atajar la violencia de género, una respuesta “sin precedentes”, recalcó.

La indignación por la falta de seguridad en las calles se ha disparado después de que Sarah Everard, de 33 años, fuese secuestrada en el barrio londinense de Clapham a principios de mes. Sus restos fueron encontrados días más tarde en un bosque en el sur de Inglaterra y un agente de policía está acusado como sospechoso del crimen.

Patel se comprometió a volver a presentarse ante el Parlamento este año con una “nueva estrategia” para combatir ese tipo de delitos, si bien subrayó que su Gobierno ya está tramitando dos leyes que pueden tener efectos en ese ámbito.

La ministra confió en que el próximo mes entre en vigor la Ley de Abusos Domésticos, que “transformará la respuesta colectiva” hacia “estos horribles crímenes”.

La legislación crea nuevos tipos penales como la “estrangulación no fatal” y extiende la definición de “abuso doméstico” para incluir daños “psicológicos, físicos, emocionales, económicos y sexuales”, detalló.

Al mismo tiempo, los Comunes han iniciado la tramitación de la Ley de Policía, Crimen, Sentencias y Tribunales, que alargará el periodo de obligado cumplimiento de las penas contra delincuentes sexuales, entre otras medidas.

Esa legislación ha sido sin embargo criticada por la oposición laborista y diversos colectivos, por los poderes que otorga a la policía para evitar manifestaciones.

Su tramitación coincide con la polémica por el uso de la fuerza que utilizaron los agentes el sábado para disolver una vigilia organizada en protesta por el asesinato de Everard, que había sido prohibida por las restricciones para evitar contagios de coronavirus.

Patel esgrimió a ese respecto que la policía afronta una “difícil tarea” a la hora de hacer cumplir esas limitaciones y aseguró que su “principal objetivo es salvar vidas”.

“El derecho a protestar es un factor clave de nuestra democracia, pero el Gobierno tiene el deber de continuar tratando de evitar que se pierdan más vidas en esta pandemia”, afirmó.