Ser confundido con delincuentes o tener parecido a un objetivo puede costarle la vida en RD

0
309

Por Joel Suriel.- Tener cierto parecido a personas que son perseguidas o se convierte en objetivo de delincuentes o policiales o estar en el lugar equivocado, puede ser mortal en el país.

Varios individuos han perdido tras ser confundidos por el crimen organizado o miembros de la Policía Nacional.

esposos-acribillados

El caso más reciente es el de la pareja de esposos Eliza Muñoz y Joel Díaz, quienes fueron acribillados por una patrulla de la Policía Nacional, que alegadamente perseguía a unos asaltantes que transitaban en un vehículo parecido, hecho que ha conmocionado a la sociedad dominicana.

Natasha Sing Germán y Suleika Flores Guzmán tenían cierto parecido y ambas fueron asesinadas en un intervalo de tiempo no mayor a una semana.

En abril del 2014, Sing Germán murió asesinada por sicarios que la confundieron con Flores Guzmán, a quien asesinaron más adelante al percatarse del error.

En diciembre del año pasado, los jueces del Segundo Tribunal Colegiado de la provincia de Santo Domingo, condenaron a 30 y 20 años de prisión a cinco de los 11 implicados en los asesinatos de Natasha Sing Germán y Zuleika Flores Guzmán.

Amauris Soriano García (Nevado) y Luis Abel Mariano Pérez (Luisito) fueron condenados a 30 años de prisión cada uno, mientras que Francis Alexander Fermín González, Jesús Manuel Mendoza Benítez (El Patrón), Johnny Sención Gómez (El Camionero), fueron condenados a 20 años de prisión.

En el 2010, individuos mataron a tiros al médico Sergio Rafael Rojas Soriano, mientras se ejercitaba en los alrededores del parque Jardín Botánico.
Diferentes versiones surgieron sobre esta muerte, entre ellas, que se trató de una confusión porque el objetivo era asesinar al periodista Fausto Rosario Adame, muy parecido físicamente a la víctima.

Para la época los periodistas Juan Bolívar Díaz, Jean Michel Caroit, Fernando Hasbún y Rosario Adames se reunieron con el entonces presidente Leonel Fernández, al que le informaron sobre un supuesto plan para asesinar al comunicador, que se desempeñaba como director del semanario Clave y el digital Clave Digital.Fernández ordenó al Jefe de la Policía cuidar la vida del periodista.

En el 2012 la muerte llegó a Yesenia Herrera, mejor conocida como Bella, luego de que una confusión provocara un incidente entre miembros de la DNCD y dos  mensajeros de la remesadora Caribe Express, uno de ellos cabo del Ejército, durante el cual la mujer de 28 años falleció de un balazo en la cabeza.

Según versiones de testigos, Yesenia  Herrera murió de un balazo en la cabeza  cuando  el cabo del Ejército Toribio Tapia Rodríguez, adscrito al Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), disparó contra los agentes de la  DNCD creyendo que eran delincuentes que intentaban asaltarlo.

En el 2018 el abogado y pastor evangélico Santo Cedeño del Rosario, ultimado a tiros dentro de su vehículo no era el blanco de sus asesinos, quienes se equivocaron por el parecido de la víctima con la persona que le habían ordenado matar.

El recluso Félix Antonio Martínez Valdez contrató a varios hombres para matar al abogado Julio César Cabrera Ruiz, hermano del acusado de narco Pascual Cabrera, según la Policía Nacional

El abogado y pastor evangélico Santo Cedeño del Rosario fue asesinado en la calle Doctor Ferris, de La Romana, el día 17 del pasado mes de octubre, cuando llegaba a un colegio en La Romana para recoger a su hijo.

También en el 2018 un joven identificado como Anderson Daniel Núñez fue asesinado al ser confundido con un motoconchista del sector Pekín, en Santiago de los Caballeros.