La criptobolsa FTX, ¿una herramienta para el blanqueo de dinero con el pretexto de ayudar a Ucrania?

0
23

Tras el colapso, algunos congresistas republicanos expresaron sus «serias preocupaciones de que el Gobierno ucraniano pueda haber invertido» en la plataforma parte de los fondos de asistencia económica «para mantener a los demócratas en el poder y conservar el flujo de dinero».

La plataforma de criptointercambio FTX, que el pasado 11 de noviembre inició el proceso para declararse en bancarrota, provocando el desplome del mercado de criptomonedas, podría haber sido una herramienta en un «esquema fraudulento» entre los demócratas y Kiev para conseguir que las autoridades actuales de EE.UU. obtuvieran millones de dólares para su campaña electoral, según una reciente investigación de The Grayzone.

FTX, que fue una de las mayores bolsas de criptodivisas por volumen de operaciones y activos en el 2022, ha estado estrechamente vinculada con el Partido Demócrata, ya que su fundador, Sam Bankman-Fried, solo este año donó casi 40 millones de dólares a los candidatos, campañas y comités de acción política, convirtiéndose en el segundo mayor donante individual a ese partido.

Además, en marzo el Gobierno ucraniano lanzó un sitio web dedicado a las donaciones en monedas digitales denominado ‘Aid for Ukraine’ (‘Ayuda a Ucrania’). Por su parte, FTX prometió transformar las contribuciones de criptomonedas en dinero para su depósito en el Banco Nacional de Kiev, permitiendo «convertir los bitcoines en balas, vendas y otros materiales militares». Según el sitio web, se lograron recaudar 60 millones de dólares.

Tras el colapso, la plataforma se convirtió en objeto de investigaciones penales, ya que sus inversores perdieron miles de millones de dólares. Supuestamente, enormes participaciones de clientes desaparecieron gracias a una ‘puerta trasera’ secreta en el sistema de contabilidad que permitía a Bankman-Fried realizar cambios en los registros financieros de la compañía sin rendir cuentas, lo que permitió ocultar los fondos.

Por ello se ha planteado la cuestión de si la plataforma es un proyecto fraudulento y cuál es realmente el destino de los fondos donados a Ucrania. Actualmente, tanto medios de comunicación como los políticos republicanos, que esta semana han tomado el control de la Cámara de Representantes, sugirieron que FTX era una gran herramienta para lavar dinero con el pretexto de ayudar a los ucranianos.

¿Kiev ha llevado a cabo una operación de limpieza?

De acuerdo con The Grayzone, si FTX realmente estaba blanqueando fondos destinados a las necesidades de Ucrania, esto debería preocupar a la Casa Blanca, y por extensión al Gobierno ucraniano, tras el inicio de las investigaciones. Así, el medio afirma que Kiev «llevó a cabo una operación de limpieza».

Según los datos de The Grayzone, el sitio web original ‘Aid for Ukraine’ fue eliminado por completo de Internet y sustituido por uno idéntico apenas unos días antes de que estallara el escándalo.

A pesar de que la página web de la iniciativa ha sido eliminada, todavía se puede acceder a ella a través del archivo de Internet. Así, aunque a lo largo de la existencia de la página el archivo ha capturado múltiples copias de la misma semanalmente, la última captura disponible fue realizada el 26 de octubre. Por su parte, el sitio idéntico, que, al igual que su predecesor, contenía las citas de Bankman-Fried y las referencias a la participación de FTX y su logotipo, las borró el 15 de noviembre, cuando fue presentada la demanda contra la plataforma.

Otras razones para creer que se trata de un fraude, según The Grayzone, son los siguientes factores:

  1. Las capturas del archivo muestran que los registros de los fondos que supuestamente fluyen a Kiev a través de criptomonedas no se han actualizado desde julio, cuando se informaba que la «comunidad» había recaudado más de 60 millones de dólares 
  2. Hay una captura archivada del 1 de abril, según la cual, dos semanas y media después del lanzamiento de la iniciativa, el sitio se actualizó para afirmar que se habían recaudado «más de 70 millones de dólares» de los criptodonantes. 5 días después, la cifra se redujo a «más de 60 millones de dólares»

     

  3. Los informes publicados en la página muestran que, desde el momento del lanzamiento de la iniciativa hasta el 14 de abril, se gastó un total de 45.103.538 dólares, lo que significa que solo se gastaron 9.470.084 dólares entre el 14 de abril y el 7 de julio. Aseguran que los fondos fueron destinados a una amplia variedad de equipos, vehículos, drones, «equipos letales» y otros recursos, como una «campaña mediática mundial contra la guerra». Así lo confirmó un tuit publicado el 15 de noviembre por la cuenta oficial de la iniciativa. The Grayzone afirma que este hecho parece muy extraño, ya que la iniciativa está abierta a las donaciones, pero según los datos no se recibieron más fondos de ningún monto después de los principios de abril.

Sin embargo, de acuerdo con el viceministro de Transformación Digital de Ucrania, Alexánder Bornyakov, su gobierno «nunca invirtió fondos» en la plataforma de criptointercambio.

«La fundación digital de recaudación de fondos Aid for Ukraine utilizó FTX para convertir las donaciones en criptomonedas en dinero fiduciario en marzo. El Gobierno de Ucrania nunca invirtió fondos en FTX. Toda la narrativa de que Ucrania supuestamente invirtió en FTX, que donó dinero a los demócratas es una tontería», escribió en su cuenta de Twitter.

 

Los republicanos exigen una respuesta de la Casa Blanca

A pesar de que ahora no hay pruebas concretas, según Fox Business, varios republicanos de la Cámara de Representantes están presionando al secretario de Estado, Antony Blinken, con base en sus preocupaciones de que la ayuda militar a Ucrania pueda haber sido invertida indebidamente en FTX.

La carta, obtenida en exclusiva por FOX, reza que los legisladores escribieron que llama la «atención que miles de millones de dólares de los contribuyentes enviados a Ucrania para ayudarles en la guerra fueron potencialmente invertidos en una bolsa de criptomonedas que luego hizo donaciones masivas a los demócratas» durante las elecciones de mitad de mandato.

Señalaron que Kiev se asoció oficialmente con FTX pocos días después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, prometiera miles de millones de dólares de los contribuyentes para ayudar al país. «Si bien esta asociación se presentó como una forma de ayudar a Ucrania a recaudar las donaciones en criptomonedas para municiones y ayuda humanitaria, tenemos serias preocupaciones de que el Gobierno ucraniano pueda haber invertido en FTX parte de los casi 66.000 millones de dólares de asistencia económica de EE.UU. para mantener a los demócratas en el poder y conservar así el flujo de dinero«, afirman.

Además, subrayan que, según los datos de la Comisión Federal de Elecciones, Bankman-Fried donó casi 40 millones de dólares durante este último periodo electoral para apoyar a candidatos demócratas.

Por su parte, The Grayzone también destaca que Bankman-Fried creó FTX en abril del 2019, el mismo mes en que Biden anunció su candidatura presidencial para el 2020, así como que cuando enormes sumas comenzaron a fluir hacia y a través de FTX, su fundador destinó sus ganancias a las campañas de Biden, aunque no tenía antecedentes de donaciones políticas.

Otro hecho importante según los republicanos es que «el 11 de noviembre, 3 días después de las elecciones de mitad de mandato, FTX se declaró en bancarrota» y los fondos de los inversores desaparecieron.

«Esperamos sinceramente que el principal impulso de los miles de millones de ayuda del Congreso a Ucrania no haya sido un intento de los demócratas de mantenerse en el poder, y que ninguno de los fondos desaparecidos se haya utilizado como traspaso para evitar las leyes de financiación de campañas o acabe en los bolsillos de los demócratas«, escribieron los legisladores.

Por lo tanto, le preguntaron a Blinken si el Departamento de Estado tenía «algún conocimiento» de que alguien en la administración Biden o en el Congreso «tenía la intención de que el dinero se invirtiera en un intercambio de criptomonedas o se destinara de vuelta a EE.UU. para influir en las elecciones de mitad de período del 2022″.

A su vez, un portavoz del Departamento de Estado le dijo a FOX Business que el organismo no comenta la correspondencia del Congreso, pero señaló que el Departamento no tiene «ninguna razón para creer que estos informes son otra cosa que puras falsedades y desinformación«. «La ayuda presupuestaria directa de EE.UU. al Gobierno de Ucrania no puede utilizarse para un esquema como el que se alega, y nuestros mecanismos de supervisión no han detectado una desviación del uso previsto de los fondos», afirmó.

Historia del colapso de FTX

El pasado 6 de noviembre, la estabilidad del criptomercado se vio abruptamente interrumpida por el colapso de la plataforma de intercambio de criptoactivos FTX. El suceso tuvo lugar después de que la criptobolsa Binance decidiera vender sus tenencias de unos 23 millones de ‘tokens’ FTT, por un valor de 529 millones de dólares, emitidos por FTX.

Su decisión aparentemente se debía a las preocupaciones de Binance de que la empresa hermana de FTX, Alameda Research, tuviera en su posesión una gran cantidad de ‘tokens’ por un valor multimillonario en préstamos respaldados por activos potencialmente ilíquidos.

De hecho, fue entonces cuando salió a la luz que a FTX le faltaban unos 8-10 billones de dólares en su balance general, posiblemente asociados con préstamos a Alameda. Desde entonces, la compañía se declaró en bancarrota, incluidas FTX Trading Ltd, FTX US, Alameda y otras 131 compañías afiliadas adicionales.