Senadores de EEUU exigieron el envío de drones de combate a Ucrania para frenar la ofensiva de Vladimir Putin

0
17
Members-elect from the U.S. House of Representatives pose for a group photo outside of the U.S. Capitol building in Washington, U.S., November 15, 2022. REUTERS/Leah Millis
Members-elect from the U.S. House of Representatives pose for a group photo outside of the U.S. Capitol building in Washington, U.S., November 15, 2022. REUTERS/Leah Millis

El grupo de 16 senadores demócratas y republicanos subrayaron que aunque los avances de los ucranianos en el campo de batalla son esperanzadores, la voluntad de Rusia de avanzar con su invasión sigue intacta y la entrega de armamento letal para estabilizar la defensa de Kiev se mantiene urgente

Un grupo de 16 senadores demócratas y republicanos pidieron este martes al secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, explicaciones sobre el supuesto rechazo del país a enviar drones de combate de tipo MQ-1C Gray Eagle a Ucrania.

Su misiva, encabezada por el progresista Joe Manchin y el conservador Joni Ernst, deja claro que ese tipo de armamento tiene el potencial de decantar el rumbo del conflicto a favor de Ucrania y dotaría a sus fuerzas de mayor letalidad contra la ofensiva rusa.

La prensa estadounidense ha publicado este mes que Washington se niega a mandar a Kiev esos drones de combate para evitar una escalada de la tensión con Rusia y ha apuntado también que estudia cómo rebajar su potencia en caso de hacerlo.

Los senadores subrayan que aunque los avances de los ucranianos en el campo de batalla son esperanzadores, la voluntad de Rusia de conquistar Ucrania sigue “intacta” y la entrega de armamento “letal” para estabilizar la defensa ucraniana se mantiene “urgente”.

Según recuerdan, el ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, y la embajadora ucraniana en Estados Unidos, Oksana Markarova, han solicitado repetidas veces la entrega de MQ-1C Gray Eagle, que en opinión de los senadores se complementan bien tanto con los drones turcos TB-2 como con los sistemas de lanzacohetes HIMARS.

Una victoria rusa en Ucrania, advirtieron, “dañaría de forma significativa la seguridad y prosperidad estadounidense”.

El grupo pide a Lloyd que para el 30 de noviembre como muy tarde ofrezca su respuesta sobre los riesgos de escalada de la tensión identificados por el Departamento de Defensa y sobre cómo pueden ser mitigados, entre otras dudas que el uso de ese material suscita a las autoridades estadounidenses.

Desde el principio de la invasión rusa el pasado 24 de febrero, Estados Unidos ha movilizado más de 18.600 millones de dólares en ayuda defensiva a Ucrania que incluye drones “fantasma” y sistemas de defensa antiaérea.

Este martes, el Gobierno de Reino Unido envió a Ucrania un modelo avanzado de misiles Brimstone 2 de alta precisión tierra-aire ante la ofensiva militar rusa, desencadenada el 24 de febrero por orden del presidente de Rusia, Vladimir Putin.

Los misiles equipados con un sistema de localización por láser son lanzados tradicionalmente por la Real Fuerza Aérea británica desde los cazas Tornado y Typhoon, pero estos misiles utilizan camiones como lanzadores móviles, informó The Daily Telegraph.

Para ello, las tropas ucranianas habrían modificado camiones para que sirvan como plataformas móviles de lanzamiento para destruir tanques rusos y otros vehículos de largo alcance.

Los misiles, junto con armas antitanques similares enviadas por otros aliados occidentales de Ucrania, habrían sido fundamentales para frenar el avance militar de Moscú en los últimos meses, según el citado diario.

Esta entrega se da semanas después de que Londres enviara a Kiev mil misiles tierra-aire para que hiciera frente a la ofensiva rusa en el este del país.

(Con información de EFE)